viernes 13 de noviembre de 2009

 
"La presión y la angustia son más intensas en un deportista", coinciden especialistas sobre Enke
El suicidio del arquero alemán sacudió al fútbol y al deporte en general. ¿Se podría haber evitado
?

Nota publicada en Perfil.com, 11.11.2009

Sergio Schulmeister, de huracán; Robert Enke, del Hannover; y Mirko Saric, de San Lorenzo, tres futbolistas que se suicidaron.

El alemán Robert Enke se suicidó este martes arrojándose a las vías de un tren. Tenía 32 años, era el arquero del Hannover y atajaba en la selección de su país. Estaba casado y tenía una beba de ocho meses. Tres años atrás, había sufrido la pérdida de una hija de 2 años, a consecuencia de una dolencia cardíaca.
¿Por qué se suicidó? ¿Se podría haber evitado ese fatal desenlace? Según Ricardo Rubinstein, psicoanalista miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) y director de SportMind, una consultora dedicada al trabajo psicológico y desarrollo emocional de jugadores, equipos y organizaciones en situaciones con exigencia de alta competencia, "hay veces en las que un suicidio no puede evitarse, pero los clubes e instituciones deportivas deberían contar con un perfil de profesionales que se ocupen de la salud mental para poder prevenir cuadros de este estilo". Además, "por las características de la profesión, quienes están en situación de alta competencia están en un nivel de exigencia superior al resto y entonces el nivel de presión o el nivel de angustia es mucho más intenso".
Por su parte, Marcelo Roffé, licenciado en Psicología y presidente de la Asociación de Psicología del Deporte Argentina, considera que "las presiones en el alto rendimiento son muchas, pero no es común que como consecuencia de esto el deportista se suicide. Tiene que haber causas internas importantes que lo motiven". En este caso en particular, "el haber perdido a una hija es algo que seguramente no ha podido elaborar, pero debemos sumar algunas otras cuestiones que desconocemos, ya que siempre pensamos al suicido como algo multicausal".
"Generalmente se toma lo psicológico sólo en relación al rendimiento deportivo, pero hay que ocuparse también de los problemas personales de los jugadores, de las relaciones entre sus pares y con el entrenador; esto es importante como prevención en alguien que padeció una desgracia o que tenga una patología previa que pueda desembocar, como en este caso, en el suicidio", agrega Rubinstein.
La muerte de Enke no puede explicarse todavía. El presidente del Hannover, Martin Kind, le dijo a la agencia DPA estar seguro de que el deceso del deportista "no tiene nada que ver con el fútbol" y que "es un horror". "Uno espera que pasen muchas cosas en la vida, pero no algo así", agregó.
Kind, además, mencionó que el estado emocional del arquero era "inestable" y que seguía afectado por la muerte de la hija, pese a que junto con su esposa habían adoptado luego a una niña.
En esta dirección, Roffé sostiene que "habría que revisar si recibía la atención psicológica adecuada y si se tomaron todas las medidas de prevención".
Para Rubinstein, sólo pueden manejarse hipótesis: "Lo deportivo puede ser un factor más que se sumó a otras situaciones que a él lo venían deprimiendo. Pero quizá no se prestó atención o no se tomó en cuenta la seriedad del cuadro que este jugador tenía".

martes 22 de septiembre de 2009

 

Y si Argentina no llega al mundial?

Radio Sudamericana, Entrevista realizada en Septiembre 2009

EXCLUSIVO. RICARDO RUBINSTEN. PSICOANALISTA
"No clasificarse para el mundial es como estar de luto, aunque sea momentáneo"
El prestigioso psicoanalista Ricardo Rubinstein se refirió en Sudamericana a cómo afecta al argentino no ir a un campeonato del mundo. "El argentino es muy futbolero y por eso se ve al fútbol como uno de los productos propios de la idiosincrasia argentina, para los hombres es un espejo y un modelo en el que se comparan, por eso los jugadores están permanentemente expuestos como íconos. Hay un proceso de identificación particularmente con los jugadores de la Selección", opinó.

¿Y si la Argentina no llega al Mundial?

La vida cotidiana de los argentinos no es indiferente a este fenómeno deportivo. ¿ Cómo influiría en las costumbres y en la economía si la Selección no logra la clasificación ?. Para ello, Sudamericana consultó al especialista Ricardo Rubinstein, quien se explayó acerca de las consecuencias que podría acarrrear esta posibilidad.
El experto señaló que el fútbol es inherente a la cultura argentina, un fenómeno social que une pasiones, reproduce mitos y costumbres y hasta sirve de catalizador de emociones negativas. ¿Qué pasaría, entonces, si la Selección Nacional no clasifica para participar del Mundial que el año que viene se realizará en Sudáfrica? La respuesta fue que "la falta de éxito de la Selección es como que lo vuelve a traer a uno a todas las limitaciones cotidianas. Todos sentimos que ganamos cuando gana la Selección y que perdemos cuando pierde. Es un modo de canalizar algo de lo bélico que hay en cada ser humano, es un buen recurso para no salir a la guerra podríamos decir".
Con el fútbol se canaliza el impulso bélico, la agresión y también la tristeza

Cabe recordar que hace 40 años, el 31 de agosto de 1969, lo que hoy se plantea como una hipótesis, realmente ocurrió. La selección argentina fue eliminada por Perú en las clasificatorias para el Mundial de México 1970 (que terminaría ganando Brasil) tras empatar 2 a 2 en un partido jugado en la cancha de Boca, provocando una ola de honda tristeza en la afición futbolística.

Para el ejercicio de imaginación sólo basta pensar cómo vivirían esos días del Mundial de Sudáfrica la mayor parte de los argentinos, acostumbrados en esas ocasiones a una vida social trastocada: oficinas que se paralizan durante horas, bares que a cualquier hora del día se convierten en muestras de circos romanos, hogares que pasan a ser tribunas, emociones que explotan y se desperdigan sin cauces….
Por amor a la pelota… de plata. Pero esos vacíos que quedarían en la cotidianeidad no son los únicos baches que dejaría la ausencia argentina en el Mundial. Por muchos negocios y actividades relacionadas con el fútbol que quedarían truncos se perderían millones de dólares. Esto incluiría perjuicios para la AFA (Asociación del Fútbol Argentino), el mercado publicitario, los medios de comunicación, el turismo y el comercio, entre otros rubros.
Para muestra, nada mejor que revisar los números que dejó el último torneo que se celebró en Alemania en 2006.
La FIFA había establecido como premio para el ganador 18,4 millones de dólares. La Argentina, eliminada por el seleccionado alemán, igualmente obtuvo un premio consuelo nada desdeñable. La AFA cobró 8,7 millones de dólares, monto fijado para los equipos ubicados entre el 5° y 8° puestos.
Por aquel entonces, los canales de televisión también lamentaron la eliminación argentina, porque si el equipo hubiera llegado a la final del torneo hubieran sumado un ingreso de 50 millones de pesos.
El turismo sería otro rubro afectado. En 2006, 6000 argentinos viajaron a Alemania para seguir a su equipo, por lo que pagaron en promedio un paquete turístico de 6700 dólares por cabeza. Esto es alrededor de 40 millones de dólares.
En materia comercial, la venta de televisores aumenta en épocas de mundiales. Los números revelan que en 2006 se comericalizaron en total en el país 1.700.000 aparatos, 500.000 más que durante el año anterior, según fabricantes como BGH y Radio Victoria y comerciantes como Garbarino, Frávega, Rodó y Megatone. Ese aumento obedeció en gran parte al torneo de fútbol.
Una eliminación, incluso, puede influir en el corazón de las finanzas de un país: en los días previos al campeonato de Alemania, el ABN Amro había difundido un informe en el que se estimó que el país que ganara la Copa del Mundo obtendría un "bonus" de crecimiento del 0,7%. El dato se obtuvo sobre la base del promedio de los resultados económicos de los países que ganaron el Mundial en el año inmediatamente posterior a haberlo logrado.

En ese sentido, Ricardo Rubinstein plantea: "El fútbol en la Argentina sirve como espejo y/o modelo de identidad". También miembro de APA y director de la consultora deportiva SportMind, señaló que por medio del proceso de identificación los hinchas encuentran en este deporte una distracción y un pasatiempo que les permite evadirse de la problemática de la vida cotidiana.
Es en este punto en el que las cosas no se pondrían nada bien si el seleccionado no se clasificara para el Mundial. "Es posible que muchos se sientan desilusionados y se depriman", advierte Rubinstein. "Lo que ocurre es que a la derrota del equipo argentino –explica- se la ve como una situación de espejo con lo que sucede en el país . Es como si se descargara la bronca de lo que pasa en otros ámbitos (la política, por ejemplo) en el futbolístico".

AS

 
LA RELACIÓN DT - JUGADORES
Diego, el motivador que no alcanza - Diario Perfil.com

Por Juan Ignacio Zaccagnino (*) 17.09.2009

¿Diego sólo funciona como motivador? Foto: Télam
Ampliar
El mundo futbolístico -periodistas, dirigentes e hinchas- aseguraba que la llegada de Diego Maradona como entrenador de la Selección Argentina le daría al equipo algo que estaba faltando: motivación. Los resultados, pero sobre todo el funcionamiento del equipo, hacen pensar que el mensaje del técnico no cala hondo en los jugadores. Perfil.com consultó a especialistas en psicología deportiva para descubrir dónde puede estar la falla en la relación Maradona-plantel.
“Probablemente no haya nadie como él para motivarlos. Pero con eso sólo no basta. Es una variable decisiva pero no creo que a este plantel le falte motivación. El problema es que Maradona no puede darles otras cosas como la condición grupal, técnicas u otras cosas relacionadas al trabajo específico de un entrenador”, precisó a este portal el Licenciado Darío Mendelsohn, especialista en psicología deportiva que trabajó en los plantes de Lanús y Boca, entre otros.
El doctor Ricardo Rubinstein, psicoanalista, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) y director de la consultora Sportmind también se refirió al respecto: “Conjeturo que las palabras y la motivación hacia sus dirigidos pasen por buscar que lo emulen, que cada uno encienda llamitas de genialidad de gestas heroicas”.
Y agregó: “ Tal vez sea un mensaje difícil de ser interpretado. Tal vez no genere ensamble grupal y se aleje demasiado del rigor táctico y la estrategia. Sin embargo, quizás estar al borde del abismo como él mismo tantas veces estuvo propicie que se identifiquen con el líder y podamos ver al Ave Fénix renaciendo una vez más de las cenizas”.
Todo lo que representa Maradona para el fútbol argentino “puede provocar una cuestión mágica en cuanto a la motivación”, manifestó Mendelsohn. “Al intervenir puede paralizarlos porque no hay un intercambio. El único que dijo algo o se le plantó en público fue (Juan Román) Riquelme y está afuera del plantel”.
“Maradona sabe muchísimo de fútbol, pero necesitaría la ayuda de otras personas que lo pueden complementar. El ha logrado cosas que otro no han podido. Pero también puede lograr una apertura hacia otra gente que le hable sobre temas que desconoce. Quizás no sepa como ayudar a que Messi no sea tan individualista, algo que puede generar bronca en el resto y que no colaboren”, explicó a Perfil.com la Licenciada Marta Dávila, coordinadora del Departamento de Psicologia y Educación Deportiva del Club Independiente.
Dávila cree que Diego tiene “que entender que al igual que los jugadores él también tiene que trabajar en equipo. Tiene que aprender de los de alrededor. Las cosas hay que aprenderlas”. Por su parte, Mendelsohn aseguró que “estamos pagando la inexperiencia de lo grupal. Maradona tiene la experiencia como jugador pero no cumpliendo un rol grupal. Le falta la experiencia para estar en este lugar”.
(*) redactor de Perfil.com

 
Maradona/Selección Nacional hoy - Por Ricardo A. Rubinstein
(septiembre 17, 2009)



Las bajas performances de la Selección Argentina de Fútbol han hecho recaer la mirada y opinión de buena parte del periodismo y la afición sobre la personalidad de su entrenador, Diego Maradona.
Qué curioso, me pregunto porqué no han hurgado de la misma manera en la intimidad de otros entrenadores.
Es que Diego superpone la persona con el mito; que lo trasciende y abarca, como pudo muy bien captar alguien de afuera, el sensible y creativo cineasta y músico Emir Kusturica en su filme sobre Maradona.
No es sencillo integrar y mantener coherencia entre el oro y el barro, y menos aún pedirle que responda como cualquiera.
Conjeturo que las palabras y motivación hacia sus dirigidos pasen por buscar que lo emulen, que cada uno encienda llamitas de genialidad, de gestas heroicas.
Tal vez sea un mensaje difícil de ser interpretado, tal vez no genere ensamble grupal y se aleje demasiado del rigor táctico y la estrategia.
Quizás el estar al borde del abismo, como él mismo tantas veces estuvo, propicie que se identifiquen con el líder y podamos ver al Ave Fénix renaciendo una vez más de las cenizas.
En todo caso, la toma de distancia con las mortales presiones domésticas le brinden estos días el aire que necesita para juntar emoción , bronca y deseos de revancha para organizar y transmitir la conocida agresividad competitiva.
Será el momento de lograr la anhelada fusión entre grupo y líder, de incluirse en vivencias y objetivos comunes, de mancomunarse como gustan decir los periodistas.
O de seguir encarnando el sufrimiento y la incertidumbre como una parte de la cotidianeidad de tantos argentinos.





http://www.perfil.com/contenidos/2009/09/17/noticia_0033.html


domingo 12 de octubre de 2008

 

Panel Natación en Juegos Olímpicos de Beijing 2008


El martes 7 de octubre realizamos en APA el panel “El fuego olímpico”, que contó con la presencia del Prof. Rodolfo Sacco, entrenador del equipo argentino de natación que asistiera a los juegos olímpicos de Beijing, el Dr. Ricardo A. Rubinstein y la Lic. Gladys Lacher, psicoanalista, como coordinadora.
Fue destacable el fuego, la pasión expuesta por el Prof. Sacco al relatar sus experiencias personales no solo durante las olimpíadas sino en todo el transcurrir de su trayectoria como deportista.
Es en el terreno de los ideales, (asistir a los juegos, lograr una medalla, representar al país, a la ciudad) donde se inscriben las metas y por ende la motivación que empujará a soportar pruebas extenuantes (entrenamientos agónicos, por ej.) tolerar sacrificios y renuncias (vida familiar, social), soledad y viajes.
Esto es más notorio en un deporte como la natación cuya práctica es amateur en la Argentina.
Sabemos que en el ideal, moldeado en las aspiraciones parentales proyectadas en el hijo y atravesado por las marcas de la cultura, hay un reencuentro del perdido narcisismo infantil, pero vía cumplimiento de mandatos, demandas y exigencias.
Asimismo contamos con reglas de observancia respecto de cuánto y cómo se permite y se vivencia afectivamente alcanzar o no el ideal. Estas reglas las llamamos metaideales y nos brindarán pautas que influyen en aprender a experimentar éxito/fracaso y seguir adelante, enfrentar presiones y no quedar cautivos o sojuzgados totalmente por la mirada de los otros, etc.
El orgullo y la estima adquiridos al alcanzar ese lugar, se complementa con el clima especial que se respira en la Villa Olímpica durante 15 días, conviviendo por un lado con pares del color y la raza más diversa, codeándose mano a mano con los ídolos mayores de cada deporte, compartiendo un mismo sueño y espíritu.
Sacco subrayó la importancia de contar con ayuda y trabajo psicológico para nadadores y deportistas de alta competencia. Lo fundamentó en considerar que el 33% del rendimiento dependía de los aspectos anímicos, además de lo técnico y lo físico. Casi todos los equipos deportivos de las potencias de primer nivel tuvieron equipo psicológico integrado a su delegación, no así nuestro país.
“Los nadadores en especial están expuestos a un altísimo nivel de exigencia, sufrimiento físico y psíquico (dureza mental) y soledad. Esta es superior aún a la que poseen otros deportes individuales como tenis o golf. El nadador no tiene visión de campo ni de contrincante, solo tienen una línea de fondo, burbujas y el sonido del agua.
El psicólogo, más allá del entrenador es quien puede conocer más íntimamente al deportista para lograr el equilibrio y la sintonía necesarias con su personalidad”.
Se mencionó la importancia y difusión del deporte en la cultura de nuestro tiempo, integrado en otras sociedades al ámbito educativo y universitario, y que así permite un desarrollo menos disociado de la personalidad.
La natación en particular, disciplina olímpica por excelencia, es un deporte que puede ser practicado desde criaturas hasta más de 90 años de edad. Su efecto saludable y con escasas contraindicaciones de tipo médico hace que no solo sea útil para la supervivencia sino que el movimiento y el contacto con el medio líquido sean una fuente de placer y erotismo.
Los últimos años se fueron realizando avances notorios en investigación física y biomecánica con el objetivo de lograr mejores marcas y tiempos en la velocidad de los nadadores, pero también en nombre de la ciencia y las metas se sometieron a tremendas aberraciones y experimentación (enemas de aire, embarazos y abortos, doping con anabólicos, etc.).
El vínculo entrenador/nadador, los modos de influencia y motivación en determinados momentos de la competencia (ver imágenes significativas o películas como Rocky), los conceptualizamos también como modos de ejercer influjo transferencial, no solamente como efecto puntual, sino como trama procesal.
Por último, las preguntas de la concurrencia acerca del estilo de personalidad de los nadadores (prevalencia de introversión), estructura familiar, etc., dejaron abierta la posibilidad de continuar este fructífero intercambio.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,


sábado 15 de diciembre de 2007

 

PUMAS... esa Pasión


Panel Multidisciplinario realizado el 11 de Diciembre en APA


El panel contó con la presencia de Nicolás Fernández Miranda, rugbier, integrante de Los Pumas; Jorge Búsico, periodista, especializado en rugby, director de DeporTea, autor del libro “Ser Puma”; y los psicoanalistas Dres. Laura Orsi , como coordinadora y Dr. Ricardo Rubinstein.
A lo largo de un intercambio ágil y fluido el panel fue desgranando diversas cuestiones e interrogantes que nos intrigaban del “fenómeno Puma” y los porqués de su destacada performance en este último mundial, acicateados por las nutridas preguntas del auditorio.
Varios ejes se fueron delimitando a lo largo del intercambio, a saber:
-Los valores y conductas en los jugadores y equipos de rugby, dentro y fuera de la cancha
-El sentimiento, el disfrute y la pasión
-Factores aglutinantes, de cohesión grupal
-Incidencia de factores externos, los medios, la familia
-Liderazgo
-Procesamiento de las demandas psicológicas

Nicolás enfatizó la continuidad de un modo de vivir el deporte desde el inicio de la carrera hasta integrar las selecciones nacionales.
Valores como la solidaridad, la entrega, el compañerismo, la garra, la disciplina, la búsqueda de superación, el respeto y el disfrute, el placer de jugar son fundamentales en la formación como personas y deportistas.
El club como espacio social, recreativo y deportivo, de encuentro con amigos y familia, es la base de este espíritu en el que abreva el amateurismo.
Las condiciones de la alta competencia, en particular a nivel de selecciones llevan implícito un compromiso de tipo profesional para poder competir con posibilidades de éxito, pero sin renunciar a los valores antedichos.
Jorge Búsico coincidió plenamente con estos conceptos de los que Nicolás es fiel representante y centró el análisis en el plano emocional, aún por sobre lo técnico, táctico o estratégico. Su “feeling” e impresión sobre lo que podía ocurrir con los Pumas, antes de llegar a Francia, y luego de encontrarse con ellos y percibir una “electricidad especial” variaron significativamente. Inclusive el impacto del himno nacional ejecutado con ocasión de una competencia deportiva fue motivo de reconsideración de su parte.
El Dr. Ricardo Rubinstein propuso ahondar en el análisis de dichos factores emocionales. Así encontramos aunados en la pasión, hambre de gloria y deseo de trascendencia, cierta rabia contenida y deseo de revancha, en particular con Irlanda (que los había eliminado en el Mundial anterior), la necesidad de demostrar que los argentinos no somos inferiores a los demás y podemos estar insertos en torneos de primer nivel en el mundo.
Este conjunto proveía de un plus que se potenció además por condiciones grupales diferentes a las que se dieron en otros mundiales. En ese sentido Nicolás destacó que los 70 días de trabajo previo continuo, con todo el grupo en condiciones de igualdad (sin entrenamientos particularizados entre los que jugaban en Europa y Argentina, por ej., sin subgrupos muy diferenciados) proveyó una vivencia de cohesión que favoreció la identidad e identificación de metas grupales.
Todo ello se tradujo luego en unidad, entrega y agresividad competitiva.
Su complemento fueron los liderazgos ejercidos fuera y dentro de la cancha que brindaron un marco de libertad y contención pero también de verticalidad directiva.

La Dra. Laura Orsi rescató aspectos del impacto cultural y mediático, los enlaces del rugby con la filosofía, la mención del entrenador Marcelo Loffreda como personalidad destacada de la Ciudad de Buenos Aires y lo significativo en los Pumas de vencer y superar no solo al adversario sino a sí mismos cada vez.
Los medios dieron una amplísima cobertura y colorido a la Pasión Puma, al punto de modificar el horario de un River-Boca para presenciar Pumas-Escocia, algo insólito en otro momento para nuestro medio. Las propagandas también los mostraban desde distintas facetas pero resaltando siempre los valores y sentimientos que referimos y que permitieron que muchos sectores de la población se identificaran , sufriendo y gozando con ellos.
La familia ocupó un lugar destacado, especialmente luego del partido con Sudáfrica, ya que viajaron todos más allá de las posibilidades materiales para brindar contención, distensión y cercanía, calor afectivo, logrando que sacaran la cabeza del rugby y la volvieran a meter “frescos”, días después en el último partido con Francia.
Hubo múltiples demandas psicológicas que el grupo abasteció de modo autosuficiente.
No requirieron la presencia de un especialista, tal como hicieron otros equipos.
La repercusión de su performance no ejerció demasiado impacto de presión grupal. Se aislaron y socorrieron mutuamente, tal vez con cierta omnipotencia.
Fueron focalizando objetivos, paso a paso, partido a partido, de modo tal de no generar ideales o expectativas (ser campeón, semifinalistas, etc.) que incrementaran sus angustias o ansiedades.
En ese sentido se comentó lo que ocurrió con los All Blacks, equipo que iba de “banca”, con la expectativa general de ser campeones y que tanto en el análisis del funcionamiento grupal como del manejo de las presiones no pudo desplegar su potencial en los momentos clave, padeciendo lo que llamamos inhibición sintomática. Como epílogo se desprende de la charla que la destacada performance de Los Pumas en este último mundial dependió de una amalgama (psicológica (pasión, garra),ideológica (espíritu amateur, valores), deportiva(profesionalismo) y grupal (mística, cohesión).

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,


domingo 9 de diciembre de 2007

 

Intercambio científico sobre Psicología Deportiva en La Habana





El 14 de Noviembre de 2007 se realizó en la ciudad de La Habana, Cuba una jornada de intercambio entre miembros de Sportmind y el Equipo de Médicos y Psicólogos del Instituto de Medicina del Deporte Cubano. Este está dirigido por el Dr. Carlos Jiménez y se halla compuesto por 4 Doctores en Ciencias, 14 Doctorados, 100 Psicólogos y 20 Investigadores.
El Dr. Francisco García Ucha, Subdirector de Investigaciones y Docencia hizo una introducción planteando los pilares en los que el equipo se basa en su trabajo; la investigación, los valores y la preparación psicológica para el entrenamiento.
El Dr. Ricardo Rubinstein explicitó el modelo de trabajo que realizamos desde el abordaje psicoanalítico, haciendo hincapié en la necesidad de dar cuenta de los aspectos inconcientes que inciden en las prácticas deportivas, así como la vigencia de mecanismos de defensa e inhibiciones que acontecen ante estados de presión emocional y eventos importantes que afrontan los jugadores durante la alta competencia.
La Lic.Angela Masetti, desde el mismo marco referencial, particularizó las problemáticas a resolver con jugadores adolescentes y el enfoque familiar a considerar, especialmente el trabajo preventivo y educativo con padres de jugadores.
Los miembros del Instituto Cubano de Psicología del Deporte contaron cómo se fue gestando su modelo de trabajo a partir de nutrirse de fuentes diversas. El Dr. Juan Antonio Martínez Mesa relató los inicios a partir de la escuela reflexológica rusa, complementados luego con los aportes de la psicología social ( Lev Vigotsky) y de la psicología cognitiva sumado todo ello a la formación académica durante la carrera o licenciatura (donde sí tuvieron información sobre psicoanálisis) hasta llegar a configurar un modelo propio en la actualidad.
A partir de preguntas que fueron surgiendo durante el intercambio, el Lic. Jorge L. López Abascal sugirió enfocarse en temas específicos como la familia, la interdisciplina y el trabajo en grupo.
Las Lic. Martha Pino y Sonnia Rivero marcaron que las familias influían mucho en los jugadores, entorpeciendo o ayudando, pero que esto no ocurre con la misma magnitud en Cuba, ya que los jugadores no se encontraban tan atrapados por los ideales y presiones familiares a partir de su inclusión en lugares de entrenamiento más apartados de su entorno. Asimismo, los valores familiares están subsumidos en ideales sociales más abarcativos, no individualistas.
También notamos que no existe la repercusión mediática que vivimos en nuestros países, donde la búsqueda del éxito y el profesionalismo se anteponen a otras metas deportivas como observamos en el amateurismo.
Desde el amateurismo los profesionales de la salud analizan todos los problemas humanos con un enfoque de educación integral, psicosocial.
En relación a la interdisciplina escuchamos el rol envidiable que el psicólogo deportivo posee a priori dentro de un equipo profesional, contando con un lugar reconocido y aceptado para el conjunto de deportistas, entrenadores y profesionales que trabajan en dicho quehacer.
Una de las claves para una acertada labor es el cabal conocimiento de cada deporte.
Médicos y psicólogos realizan un trabajo de campo en forma permanente, pudiendo observar a los jugadores, efectuando mediciones y pruebas en forma habitual.
En cuanto a las dinámicas grupales el Lic. Gustavo Sabas manifestó que se ocupaban de las problemáticas del entrenador y los jugadores cuando aparecían situaciones conflictivas que así lo requerían.

Etiquetas: , , , , , , , ,


lunes 29 de octubre de 2007

 

ATLETISMO: Aspectos Psicológicos de su práctica

Panel sobre “Atletismo, aspectos psicológicos de su práctica”
Realizado en la Asociación Psicoanalítica Argentina el jueves 25 de octubre de 2007

El Dr. Ricardo A. Rubinstein, médico psicoanalista, coordinador del Capítulo de Psicoanálisis y Deporte de APA,
inició la reunión planteando el desafío (como motor afín a lo que ocurre con los deportistas) que representa poder acercarse, procesar y entender con las herramientas del psicoanálisis las problemáticas de los atletas.
Señaló 2 aspectos; lo necesario de integrar la disociación psicosomática que dificulta unir lo corporal con lo mental, y la inclusión de los procesos psíquicos inconcientes además de los concientes en aspectos como la concentración, la motivación y la performance de un atleta.
En un segundo tempo explicitó cuál es el modo de trabajar desde este modelo con un deportista, destacando la asociación de ideas, la transferencia, los vínculos.
El Sr. Osvaldo Suárez hizo un emotivo relato de su trayectoria desde los orígenes en un club barrial hasta su consagración como atleta, maratonista olímpico, vencedor de innumerables carreras y batidor de más de 30 récords en Argentina, América y el mundo, hechos que lo llevaron a ser laureado como Mejor Deportista Argentino en 1958. Con su palabra cálida y sencilla nos ilustró sobre cómo llevar siempre la llama del espíritu argentino, la confianza en sí mismo y el tesón de un vencedor.
En cuanto a lo psicológico rescató la importancia del vínculo con el entrenador para la parte física y el acompañamiento del atleta y del psicoanalista o psicólogo para el plano anímico, responsable del soporte mental que necesita el atleta para reforzar su estima, su confianza y triunfar.
El Sr. Luis Vinker, actual director del Diario La Razón, desde su mirada y crítica experta como periodista que se ocupó durante casi 20 años del área Deportes de Clarín, realizó un análisis sobre la situación del atletismo de competición a nivel mundial. Recalcó cómo el atletismo es la base de todos los deportes y cuánto inciden hoy en día cuestiones como la genética (mayor facilidad para los atletas de raza negra), la preparación y lo psicológico tomado científicamente , como determinantes de los resultados de la performance. Es así que observamos cómo existen hoy en día corredores de países ignotos, y en su mayoría negros, que pueden llegar a obtener récords olímpicos. Avizoró como remota la chance de que se repitan trayectorias como la de Osvaldo Suárez en el atletismo argentino en un tiempo inmediato.
El Dr. Rafael Groisman, médico psicoanalista, miembro de APA y también maratonista, expuso la presencia de diversos modelos, el de la psicología del deporte, el de las neurociencias y el del psicoanálisis como modos de explicar científicamente aquello que ocurre en la mente de alguien que corre, así como ahondar en los mecanismos inconcientes que lo motivan y los procesos psiconeurohumorales que ocurren durante la acción. Comentó también un instructivo decálogo del vencedor.
El Sr. Germán Lauro, atleta, lanzador de bala y disco y récordman sudamericano en esas disciplinas resaltó cómo influyen el “estar fresco de la cabeza” a la hora de la competencia y la necesidad de poder contar con un trabajo psicológico para lograrlo.
El espíritu competitivo y adecuar el estado mental a las posibilidades reales de éxito permiten disfrutar y aprovechar experiencias, como por ejemplo la primera participación en un evento mundial.
Añadió que hay una dosis necesaria de pasión y locura que debe animar a un atleta para poder hacer ésta elección vocacional, desechando otras posibilidades.
La Lic. Gladys Lacher, psicoanalista coordinadora de la discusión aportó inteligencia sobre la relación entre las lesiones y su determinante psicológico .
En el intercamabio con los asistentes fueron surgiendo otras temáticas relacionadas tales como la del retiro de los deportistas y la falta de preparación para ello, la incidencia de las lesiones como precipitantes o riesgo permanente que acecha la vida del atleta, pudiendo forzar al abandono del proyecto deportivo.
En un bullicioso clima de intercambio quedó abierta la necesidad y expectativa de profundizar y continuar con este nivel de análisis interdisciplinario

Etiquetas: , , , , , ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]